Para el tratamiento de aguas residuales, existen diversas etapas, compartimos algunos tipos, para que las conozca:

Tratamiento preliminar: en esta etapa de remueven sólidos de gran tamaño y las arenas presentes en las aguas negras.

Tratamiento primario: aquí se remueve una fracción de los sólidos sediméntales y en suspensión por medios físicos y químicos. El efluente suele tener una gran cantidad de alta materia orgánica.

Tratamiento secundario:
se transforma materia orgánica biodegradable por la acción biológica en materia estable. Está principalmente diseñado a la eliminación de sólidos en suspensión y de los compuestos orgánicos, en algunos casos se incluye desinfección en esta etapa.

Tratamiento terciario o avanzado: son tratamientos adicionales a los secundarios y convencionales, con el fin de eliminar nutrientes, compuestos tóxicos y excesos de materia orgánica o de sólidos en suspensión.

Artículo realizado con información de Igua.es